GENERANDO HIJ@S MAS CONSCIENTES Y REFLEXIVOS.

Psic. Margarita S. Guerra Paredes.

Has escuchado la frase: “Aprende mas el que habla que el que escucha”.

Una de las virtudes que más demandan las madres y los padres de niños de edad primaria y secundaria es que ellos logren ser responsables de lo que hacen, que analicen más sus actos, que sean críticos de ellos mismos.

Desafortunadamente cuando nos convertimos en padres se nos olvida lo molesto, indeseable y poco fértil que eran los sermones de nuestros padres. Pero es lo que aprendimos (aunque nos enojaba) por lo tanto es lo que terminamos replicando con nuestros hij@s. Con frecuencia los padres y las madres saben decirme lo que otros adultos dijeron de sus hij@s acerca de una situación desagradable en la escuela, en casa de un familiar y cuando exigimos una explicación ellos, los chavos o las chavas se niegan a hablar, esto lo que genera es que el enojo de papá o mamá se desborde y se genere un sermón. Le llamo sermón a cualquier comentario que dure más de cinco minutos en el que se hacen reclamos históricos (yo a tu edad… mis padres nunca… ), e histéricos (debería darte vergüenza… cuando has visto eso en la casa….etc.). Cuando platico con los chav@s y les pregunto acerca de lo que les dicen sus padres, generalmente me dicen “no se”… “regaños”… “lo de siempre”, y yo concluyo… este chav@ NO ESCUCHÓ NADA.

Y me queda claro que no escuchó nada porque son reflexiones que no son de su interés son de otra persona que esta enojada, que no le interesa escuchar, solo hablar, solo desea sacar su enojo y ese enojo lo esta sacando con ese chic@, (como se va a antojar hablar?).

Cuando les sugiero a los chavos platicar con sus padres y explicar algunas circunstancias, generalmente me topo con frases como “para que?… se va a enojar… o, no me va a escuchar… o, no me va a creer, etc… etc…

¿PORQUE SE NIEGAN A HABLAR?

Se me ocurren algunas razones…

– No le dieron la opción de hacerlo.

– El chavo o chava prefieren no hacerlo porque no se sienten escuchad@s.

– Saben que si hablan será interrumpid@, juzgado, criticado, etc.

– Es más cómodo, menos compromiso. (Que piensen lo que quieran, de todos modos me van a castigar).

Cualquiera de las opciones anteriores no generan que un ser humano en formación (niñ@ o adolescente) logre hacerse reflexivo, autocritico y consciente de sus circunstancias y de sus actos. Cuando una situación incomoda, desagradable, molesta, inadecuada, etc. sucede con tu hijo o hija, lo ideal es que sea el/ella quien hable y que seas tú quien realice preguntas y le ayuda a analizar, le ayude a pensar, le ayude a hacerse consciente. Estas habilidades no son algo que llega en automático en la edad adulta, son habilidades que las vamos aprendiendo a base de malas y dolorosas experiencias, pero no debe ser igual con nuestr@s hij@s. Ellos y ellas tienen la capacidad de aprender a reflexionar desde edades muy tempranas, estoy hablando de peques de tercero de preescolar, primaria y lo que le sigue.

¿COMO LOGRO QUE MI HIJ@ SEA AUTOCRITIC@?

Una de las tareas más difíciles de ser padre/madre es tener un adecuado auto-control. Nuestra tarea de adultos y tener mesura, ecuanimidad, paciencia. Ellos están en formación y pierden el control con facilidad, nosotros somos adultos y nos toca MODELAR, la conducta de auto-controlarnos, ser reflexivos, y ser auto-críticos. No estamos obligados a ser Dalai-lama, no necesitamos ese nivel de consciencia, solo necesitamos NO descargar nuestro enojo con ell@s, buscar nuestros tiempos y espacios para tranquilizarnos y posteriormente retomar la situación de forma inteligente, pensada y empatica. Y la siguiente chamba importante para lograr un hijo reflexivo y autocritico es la de enseñarle a hacerse preguntas. Las preguntas son una herramienta valiosa, en la medida de que tú las realices, tu hij@ aprenderá a hacérselas a sí mism@ y de esta manera lograr ser una personas responsable de sus actos y con mas capacidad para analizar.

SUGERENCIAS DE PREGUNTAS

– ¿Qué de lo que hiciste fue inadecuado?

– ¿Por qué fue inadecuado?

– ¿Cómo puedes enmendar el daño?

– ¿Cómo puede evitar que vuelva a suceder?

Las preguntas pueden variar con la edad del peque, pero la idea es que asuma responsabilidad de sus actos, sin que tú le digas lo que hizo mal y los alcances de dicha conducta. Llevarl@ a que imagine diferentes escenarios es tarea del adulto que lo acompaña a reflexionar SIN criticarlo y SIN tomar el micrófono para hablar de sus vivencias y de sus problemas. En estos casos el protagonista es él/ella. Si tú como adulto consideras valioso compartirle algo, deberá ser valorando si esa persona esta con disposición de escuchar tu compartir, sin forzar, sin deseos de evidenciar de forma negativa la conducta del chav@.

¿Qué haces tú como padre o como madre para ayudar a tus hijos a ser reflexivos, para ser auto-críticos?

Ojalá nos puedas compartir tus estrategias o tus reflexiones acerca de este tema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s