¡HASTA EL AGUA ME ENGORDA!

¡HASTA EL AGUA ME ENGORDA!
Viernes de nutrición con Susy Arroyo

Te ha pasado escuchar a personas que están tan desilusionadas y frustradas de sus múltiples intentos para bajar de peso que aseguran fervientemente: ¡Si me tomo un vaso de agua, ese también me engorda!

De seguro lo escucho varias veces entre los pacientes que llegan por primera vez a mi consulta. Y saben que les contesto: TE CREO.

¿Cómo puede suceder esto? ¿Eso no puede ser posible?

Literalmente no es posible que el agua se metabolice o se transforme en depósitos de grasa en nuestros cuerpos. Sin embargo –y aquí va la razón por la que les contesto a mis pacientes que les creo-, está comprobado desde el punto de vista psicológico y fisiológico que un paciente que consciente o inconscientemente está convencido de que NO PUEDE BAJAR DE PESO y de que no importa cuanto se esfuerce, su cuerpo TODO LO VA A GUARDAR. Efectivamente el cuerpo de ese paciente va a obedecer y no habrá esfuerzo que valga.

Es un autoboicot, el paciente mismo se pone la traba y aunque tenga el mejor plan de alimentación, el mejor nutriólogo que lo esté asistiendo, el paciente no logrará bajar de peso.

Nuestra mente es sumamente compleja y poderosa, tiene la capacidad de mandar determinantes órdenes a nuestro cuerpo. Si una persona por un lado dice que “quiere bajar de peso y se pone a dieta”, pero por otro está constantemente pensando o expresando “no lo lograré, jamás podre bajar de peso”, el cuerpo, efectivamente no baja y, en ocasiones inclusive sigue ganando peso.

De aquí la importancia de lo que nos compartía la Psic. Margarita en su reflexión de la semana al respecto de ser AMABLES con nosotros mismos, de mirarnos al espejo y ver en nuestro interior, con mayor profundidad.

Entiendo muy bien que para muchas mujeres y hombres el simple hecho de pensar en seguir un plan de alimentación los estresa y les provoca una enorme frustración. Pero como especialista les digo: el auto-agredirse diciéndote a ti mismo que eres una gorda@y que jamás te vas a gustar, esto, SOLO ES UN IMPEDIMENTO MÁS.

Es de vital importancia que, al decidir bajar de peso, lo decidas con todo tu ser, incluyendo TU MENTE y TUS PENSAMIENTOS. Tú debes de ser tu principal animador, el que más te echa porras y confía en que lo lograrás.

Permite que tu mente piense que alcanzará la meta y te aseguro que así será.

Nutrióloga Susy Arroyo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s