Psic. Margarita S. Guerra Paredes.
Hace tiempo escuché una pregunta que me sacudió… Era una persona que hablaba de las situaciones difíciles que le tocaba vivir y la persona que la escuchaba le pregunto:
¿LE ESTAS APOSTANDO A VIVIR O A NO MORIR?
Pareciera lo mismo, pero en realidad es muy diferente. Cuando pones tu energía en vivir, buscas disfrutar lo que la vida te acerca, buscas encontrar lo que para ti es sano, buscas vivir. Pero cuando le apuestas a no morir, pones tu energía en hacer lo mínimo indispensable para no morir, es decir, respiras, comes, duermes. Pero no implica de al comer te alimentes, al dormir descanses y al respirar lo disfrutes.
Pasa lo mismo cuando estamos en pareja, nos tenemos que preguntar si le apuestas a no divorciarte para no estar sola, para no perder estatus de casada y/o los beneficios de estar casada o le apuestas a disfrutar a tu pareja.
Y entonces esta pregunta la podremos aplicar a muchas áreas de nuestra vida o a muchas situaciones que nos toca vivir. En el divorcio… ¿Dónde pones tu energía?, en destruir a tu pareja, en tomar venganza de todas la que tienes por cobrar o en estar bien, superar el evento y apoyar/acompañar a tu(s) hijo(s). Es decir le apuestas a superar el divorcio o a que él/ella no se “salga” con la suya y sufra lo que se merece.
Tú eliges dónde quieres poner tu energía, en construir o en destruir. Lo que si es importante aclarar es que no puedes ponerla en ambos lugares. O le apuestas a vivir o le apuestas a destruir(te) lentamente.
¿A que le apuestas tu?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s