¿ERES GENEROS@?
Psic. Margarita S. Guerra Paredes.

La generosidad es un valor muy preciado y muy buscado en nuestra sociedad y más en esta época navideña, sin embargo, es importante aclarar varios puntos que te ayudarán a discriminar tu generosidad y la mejor forma de fomentarla en tus hijos.

– La generosidad implica donar, regalar, cosas, bienes materiales o económicos, pero también implica regalar bienes inmateriales como lo es el tiempo, la atención, la paciencia, la escucha, el apoyo, etc.
– La generosidad, como todas las demás virtudes aplica sólo cuando inicias aplicándola a ti mismo, implica darte lo que necesitas pero también implica permitirte RECIBIR lo que te brindan los demás. Porque así también te das y así también le das a los demás la oportunidad de disfrutar de la acción de regalar y generar bienestar.
– Para ser generoso es básico que tengas claro lo que SI tienes, de otra forma es muy complicado que regales lo que NO sabes que tienes.
– El que es generoso regala, dona lo que el otro necesita. Si lo que tu regalas no le sirve al otro, no puede llamarse generosidad. Entonces, conocer las necesidades del otro es básico para ser generoso. Tal vez esta sea la raíz de que muchos niños no se sientan amados, al no recibir lo que necesitan sino lo que para los padres es más cómodo regalar.
– La generosidad NO CUMPLE CAPRICHOS. Si crees que eres generoso porque le comparas todo lo que tu hijo te pide, es muy probable que estés en un error.
– La generosidad igual que las demás virtudes, debe ponerse en práctica, de la mano de otra virtud que es la PRUDENCIA, de tal manera que tampoco es generoso el que da y se queda con las manos vacías. Ni el que da lo que le sobra.
– Como educadores debemos vigilar enseñar a nuestros hijos a ver sus propias necesidades y las necesidades de los demás.
– La época de la navidad se presta para que los pequeños elijan juguetes y/o ropa para regalar, es importante que ellos mismos la entreguen para que reciban el regalo de la sorpresa y agradecimiento del que recibe.
– En los adolescentes se observa la dificultad de dar en casa, pero hacia fuera suelen ser generosos. El reto de los padres esta en invitarlos a ver hacia las necesidades que hay en casa y los padres deberán ser generosos en reconocimiento y agradecimiento, pues esto es lo que termina desanimando a los chicos y los lleva a volcar esa generosidad con sus iguales que son “compas” y lo reconocen.

Espero que estas pequeñas observaciones alrededor de la generosidad te ayuden a evaluarte y mejorar como persona y como padre/madre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s