La dulce espera.
Mtra. Consteladora Danitza Covarrubias

Cuando horneamos un pastel, generalmente vamos paso a paso según dicta la receta. Quienes gozan de la repostería disfrutan como se transforman las texturas, los colores, hacer las mezclas, los Olores y cada momento de la preparación. Al final al comerlo podemos saborear lo delicioso que queda.
Y es un hecho: tarda más la preparación que lo que nos comemos y terminamos el pastel, o cualquier platillo así, como en la Vida.
Podríamos decir que un proyecto determinado, o una meta es el pastel terminado.
Más a veces -y más las nuevas generaciones- apenas estamos batiendo los huevos y ya queremos comernos el pastel. No estamos dispuestos a esperar. Todo lleva su tiempo y su proceso. Y para darlo, es importante entonces aprender a disfrutar cada paso, no solo el producto final.
En ello radica la felicidad! Disfrutar la gota de sudor, el silencio, las pláticas. Mirar alrededor. Los preámbulos, los momentos. Y seguir avanzando.
Vivir así la vida es el regalo que todos tenemos como invitación a gozar.
Incluso en lo difícil, encontrar el aprendizaje, lo bello, el mensaje oculto. También en la espera…
cada instante es un regalo. Tu, lo disfrutas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s