ACERCA DE LA TOLERANCIA.

ACERCA DE LA TOLERANCIA
Psic. Heriberto Membrila Benavides.

1. ¿Cómo es eso de ser intolerante?

Si tu personalidad es de esas que quieren dominar y ser líderes todo el tiempo a costa de lo que sea (controladoras, pues), revisa tu reacción cuando la gente opina diferente a ti ¿te enojas? ¿te desespera que no vean con claridad que tu tienes la razón? y después de darles varias explicaciones ¿te llegan a dar ganas de insultar o de golpear a esas personas que no entienden razones? Tal vez habría que revisar, antes que tu tolerancia, tu disposición a escuchar y tu paciencia. Una buena tarea personal en estos casos es prepararte desde antes de hacer cualquier pregunta o crítica para dejar pasar un tiempo antes de reaccionar: No toda la gente entiende ta rápido como tú, y en ocasiones tienen algo que decir pero te lo puedes perder por rechazar de inmediato y no escuchar lo que es distinto a tu forma de pensar.

En cambio si tu personalidad es de esas que no quieren conflictos con los demás y prefieren ceder ante cualquier opinión para ser conciliadores, tal vez ya te hayas dado cuenta que este tipo de reacciones generalmente provoca más conflictos de los que resuelve, pero por navegar con bandera blanca de neutralidad a lo mejor no alcanzas a percibir esto. Te des cuenta o no, no podrás estar de acuerdo con todos y podrías terminar traicionándote o dudando de tus creencias, eso hacen las personas “tibias” que no se animan a decir abiertamente estoy a favor o estoy en contra.

También puedes tener una de esas personalidades extrovertidas que no se conflictúan y mejor convierten en broma todo aquello que no va de acuerdo con su sistema de creencias (¡si no fuera por eso, no habría memes ni chistes!) y en el mejor de los casos con una línea de pensamiento muy definida hacia la crítica constructiva.

Sea cual sea tu forma de manifestar tu intolerancia, hay una sugerencia que te puede servir y también a mí y a todos: No te tomes como personal todo lo que la gente dice o hace, la gente que opina distinto a ti no lo hace por llevarte la contraria ni por avergonzarte o porque le caigas mal. La mayoría de las veces la gente opina diferente porque de verdad expresa lo que piensa, no lo hace por maldad. Tal vez no te guste esta idea, pero mucha gente no te toma como referencia para opinar o decir algo, así que tú tampoco deberías tomar como referencia a otras personas y, sobre todo, esperar que siempre aprueben lo que dices, piensas y haces: No es algo personal, casi todas las personas prefieren hacer caso de sí mismas antes que de la opinión de alguien más… ¿o no?

“El gato y el ratón nunca tienen la misma opinión”
(Refrán popular)

Imagínate que con un poco más de tolerancia hasta somos capaces de cambiar nuestra opinión ante un buen argumento, en vez de exigir que los demás cambien la suya para que no nos molestemos.

2. ¿Todos deseamos tolerancia?

La tolerancia siempre es algo que deseamos, sobre todo en los demás, porque en uno mismo damos por hecho que la tenemos y en ocasiones hasta la presumimos o la ensalzamos como si de verdad fuéramos muy abiertos, aceptadores u “open minds”. Sin embargo hay una prueba sencilla que cualquiera de nosotros puede hacer para descubrir qué tan tolerantes somos, sin afectar a nadie (más que a uno mismo, claro), lo único que necesitas es acceder a las redes sociales y revisar todos aquellos comentarios, post, enlaces, memes, noticias, videos, chismes y demás contenidos que pululan por ahí entre tus conocidos.

¿Te cuesta trabajo estar de acuerdo con todos? ¿Hay algunos que preferirías que mejor no comentaran y nada más dieran “me gusta”? ¿Algunas opiniones definitivamente van en contra de lo que tú crees? ¡Felicidades! Así nos ocurre a la gran mayoría de personas: Somos diferentes y únicos, demostramos esto en cada actitud, en cada cosa que hacemos, en cada palabra que sale de nuestra boca, y también en las palabras que no salen y en las cosas que no hacemos.

La tolerancia es una valor humano precisamente por nuestras diferencias, no tiene ningún mérito ser tolerantes con quienes piensan igual que uno y por ende siempre están de acuerdo con nosotros. Está claro pues que nos relacionamos con seres humanos diferentes, tan diferentes como nosotros mismos.

Para cerrar con broche de presión (porque de oro no tengo), reproduzco enseguida un texto que subió mi amigo Enrique Vázquez a su página del facebook y debo confesar que al leerlo me costó un poco de trabajo aceptar ¡y encima pensar algo positivo de todas las frases que dice! Pero ése es precisamente el reto: Aceptar de verdad la diferencia entre tú y yo. Entre yo y cada uno de los tú.

“1. A las personas que constantemente suben “selfies”, ¡gracias por demostrar que está bien amarse y sentirse lindos!
2. A la gente amante del ejercicio, que sube fotos de sus entrenamientos, metas y logros, ¡bien por ustedes! Me hace feliz ver a gente feliz por cosas que han logrado hacer con su cuerpo, es algo digno de admirarse y compartir.
3. A las mujeres embarazadas posteando fotos en las redes sociales de sus pancitas: ¡Me encanta ver lo emocionadas que están de ser mamás!
4. A los papás subiendo un millón de fotos de sus hijos (de 2 ó 4 patas) hacen a mi corazón súper feliz de ver a papás tan orgullosos y amorosos.
5. A las parejas que constantemente postean fotos “cursis”, románticas y amorosas, gracias por ser el perfecto recordatorio de que el amor existe y también las parejas felices.
6. A los que disfrutan el placer de comer (saludable y no tan saludable) y cocinar, y comparten sus comidas, ya sea porque está muy rico o se ve muy lindo… Sigan disfrutando de esos pequeños grandes placeres. ¿A quién no le gusta comer?
7. A los emprendedores y gente que ama su trabajo, que constantemente postean sobre sus negocios o días laborales… ¡Sigan adelante! Su fuerza y pasión por lo que hacen son grandiosas. Aún en situaciones difíciles, dan la cara y siguen demostrando su compromiso.
8. A los viajeros, gracias por hacernos volar a lugares tan mágicos y hermosos de nuestra Tierra. Lo que comparten inspira.
9. A los amantes de las letras, gracias por compartir sus reflexiones que muchas veces llegan en el momento preciso y con mucha sabiduría. Eso es abrir el corazón y aprender de la experiencia de la vida. Gracias por su valentía.
Y por último,
10. A todos y cada uno de aquellos que postean a diario, a veces, y no tan frecuentemente: Posteen lo que quieran porque es hermoso saber que existen, que nos recuerden que están ahí y sobretodo, que son felices o tratan de serlo. 🙂
Dejemos de molestarnos por todo y démonos un empujoncito unos a otros… Si algo le hace feliz a alguien, ¡celebrémoslo! ¿Por qué molestarnos por todo? Al fin y al cabo para eso existen estos medios.”

(Tomado del muro de Enrique Vázquez, quien lo tomó del muro de Paty y a su vez lo adaptó del muro de Julie, quien lo tomó de otro)

¿Llevamos el reto un poco más allá? Bueno: Trata de ser más tolerante con todas las personas que conoces, incluso contigo.

Hasta luego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s