¡QUE NO TE COMA EL TIEMPO!

¡QUE NO TE COMA EL TIEMPO!

Es peculiar para mí, escuchar cuando mis pacientes me cuentan como la mayor parte de su tiempo están tan “ocupados” en mil y un cosas y el acto de alimentarse no suele estar ni siquiera entre sus 5 mayores prioridades a lo largo del día.

Esto es bastante paradójico, ya que también me refieren como todo el tiempo se sienten muy cansados, abatidos, con incapacidad para concentrarse e incluso de muy mal humor. Pues… saben cómo le llamamos los nutriólogos a estos síntomas: “hambre evolucionada”

¿¿Cómo??
Es que cuando una persona se encuentra taaaan “ocupada”, que sus señales de hambre son puestas en el último orden del día, el resultado es un cuerpo sin energía y para que me entiendan mejor, es como un automóvil sin gasolina.

La diferencia con un auto es que, el carro sin gasolina ya no camina; en cambio para nuestros cuerpos la falta de alimento no tiene como resultado el paro total, se cobra las facturas de otra manera y empieza: a pensar más lento, a experimentar cansancio, poca tolerancia ante los problemas y fácilmente irritable… es decir, la falta de comida =l hambre, evoluciono y se transformo en una serie de síntomas que el cuerpo sufre mientras padece la falta de alimento.

El comer en tiempo y forma es uno de los factores que mayores garantías ofrece para mantener un cuerpo saludable.

Debemos de comer cada 3 a 4 horas aproximadamente (como lo hacíamos desde que éramos unos bebés), a excepción del ayuno nocturno que se da mientras dormimos, durante este tiempo nuestro cuerpo tiene manera eficaz de sobrellevar este ayuno sin estragos.

¿Qué beneficios obtengo de comer con esta frecuencia?
1. Metabolismo activo: tu cuerpo funcionará eficientemente y no se enlentecerá.
2. No guarda reservas de energía (grasa) de manera innecesaria, sólo lo indispensable y normal para nuestros cuerpos.
3. No se generan altas y bajas en los niveles de azúcar en sangre, por lo tanto estamos previniendo una peligrosa enfermedad: la diabetes mellitus II.
4. La masa muscular se preserva y si estas realizando ejercicio, es más eficiente tu utilización de grasa y formación de masa muscular.
5. No te llegan oleadas de apetito desbordado, es decir, puedes elegir y comer tus alimentos con tranquilidad y sin avidez desmedida.

Así que, no dejes que te coma el tiempo, organiza tu día y dale prioridad a tus “sagrados alimentos”.

Y recuerda… hoy comienza el fin de semana, no aflojes el paso, cuida lo que comes Emoticono smile
Nut. Susy Arroyo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s