TU HIJO EL REAL… TU HIJO EL IDEAL.

TU HIJO EL REAL… TU HIJO EL IDEAL.

La primera vez que escuche esta idea, me llevó a comprender por qué estuve enojada-frustrada cuando tuve a mi bebé recién nacido. Yo me veía acunando a mi bebé cuando mi hijo nació, la realidad es que le enfurecía que yo lo hiciera, todo el tiempo prefirió que lo abrazara de forma vertical. En mi ideal yo me veía durmiendo durante el día algunas horas, (finalmente era el primero), mi hijo de recién nacido tenía durante el día, tal vez dos siestas de cuando mucho una hora,tiempo que aprovechaba para hacer de comer, medio limpiar la casa, bañarme, entrar al baño… no, no me alcanzaba el tiempo, porque además, si no estaba abrazado lloraba mucho. MI HIJO REAL… era muy diferente de mi HIJO IDEAL y no haberlo identificado en su momento me causo dolor e impotencia.

Fue hace menos de cinco años que escuche que todos tenemos dos papás, dos mamás y yo lo aterrizo a los hijos, tenemos dos hijos de cada hijo que tengas. Es decir, tienes un papá real y un papá ideal, tienes un primogénito real y uno ideal.

LA IMAGEN IDEAL, te muestra una fantasía de lo que “debería” de ser, con lo que TÚ serías feliz; tal vez porque lo necesitas o porque así has escuchado que ES o DEBE ser o porque etc. etc. etc. Hace poco un paciente me decía que su pareja le había pedido perdón y en esa sesión decía “Ya para qué?… eso debió hacerlo hace unos días, ahora ya no cuenta”.

La imagen ideal, nos ayuda mucho a tener una referencia de lo que pudiéramos esperar. Nos estorba cuando no sabemos pasearnos mentalmente entre lo real y lo ideal. Cuando nos quedamos parados en esa imagen esperando “exigiendo” que así suceda.

LA IMAGEN REAL, nos pone los pies en la tierra y nos lleva a convivir con lo que SI hay, el reto es que nos adaptemos a la situación y nos convirtamos en actores (no en directores de la obra, diciendo cómo debe de hacerse). Un actor en una obra de teatro, tiene un guion, DEBE de seguirlo al pie de la letra, pero si su compañero olvida un párrafo o improvisa, o el público habla e interrumpe o él mismo olvida sus líneas (se sale de lo ideal), tendrá que adaptarse e improvisar. No podrá decir, “Alto… eso no estaba en el guion… empezaremos de nuevo”. La obra camina de forma real, con ideales y no ideales. La vida es igual, nuestro trabajo es adaptarnos al papá real, con la mamá real, con los hijos reales y la pareja real. De todo lo anterior, lo único que si puedes cambiar es a tu pareja; puedes buscar el divorcio o separación y hacer otro escenario. En los demás, papás, hermanos, mamá, hijos, tu reto es adaptarte a lo real.

Y puedo suponer que alguien dice: “O sea que si mi hijo es desordenado o grosero… me adapto a él?”. Hay conductas que te corresponde formar como padre/madre. A lo que me refiero en este escrito es a personalidad, ejemplo: Si te crispa los nervios que tu esposo sea tan amiguero… adáptate, eso es parte de su forma de ser y seguramente lo que te cautivo de él. Podrás buscar la forma de negociar ciertos momentos o actitudes, pero en esencia, seguirá siendo amiguero. Si te molesta mucho que tu hijo en una reunión se pegue de tus enaguas, podrás ayudarle a tener más confianza y que no tenga tanto miedo de la situación, pero necesitarás aceptar que nunca será la castañuela de una reunión, ni tocarán a la puerta un grupo de amigos buscándolo, será un chico que tendrá dos mejores amigos y lo acompañarán a lo largo de su vida.

Mi situación con mi hijo, me llevó a buscar pediatras y homeópatas, sin resultado “su hijo esta perfectamente sano” o en el caso de la homeopatía, sin cambios. Fue cuando descubrí las flores de Bach y hubo un cambio importante, mi hijo, a los 7 meses empezó a tener siestas de dos horas durante el día y sobre todo a tener una actitud más relajada que me llevo a estar más relajada. Pero necesito aclarar, que nunca dejó de ser un niño muy inquieto. Es decir logre bajarle dos rayitas a su acelere, pero mi realidad, es que mi hijo real nunca sería ese que yo imaginé (gracias a Dios).

La invitación el día de hoy es a que revises tus imágenes ideales y analices, que tanto quieres caminar y ver, y tocar lo que es real, para que no te pelees con quien no está cumpliendo con esa imagen.
Que tanto puedes hacer por generar un cambio sin que tú te frustres y lleves a los demás a soportar tu enojo y mal humor?
Si lo que tú has buscado es que los demás cambien y se conviertan en “ese” ideal que tú tienes tan bello en tu cabeza que te ayudará a ser feliz, tal vez y solo tal vez, sea tiempo de que TU cambies y camines hacia las personas reales que SI tienes frente a ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s