AMOR INCONDICIONAL.

EL AMOR INCONDICIONAL...

Psic. Consteladora Familiar. DANITZA COVARRUBIAS T.

El amor incondicional es un amor que generalmente se deduce del amor materno. Como fluye nutrientes, leche, abrazos y sostén sin imaginar, mucho menos esperar que un bebe pueda regresar algo de ello, es decir, sin esperar nada a cambio. Luego entonces tomamos el concepto y lo trasladamos a la relación de pareja. Hoy deseo plantear un par de reflexiones al respecto.

1. El amor incondicional es un concepto. Y de manera abstracta podemos aplicarlo a la relación de pareja en el sentido de amar al otro en ese desearle lo mejor, su dicha y felicidad, sin condición alguna. Mas trasladar eso al intercambio resulta peligroso. Solemos entender desde el amor incondicional que debemos darle todo a nuestra pareja sin medir y sin esperar nada. Es entonces cuando sin saber, destruimos nuestras relaciones.
Por que?
Por que vamos guardando rencores y la sensación de que no es “parejo”, elemental para la pareja.
Por que nos convertimos en la mama o el papa de nuestra pareja, dejando así de ser pareja.
Y como hacerlo de manera diferente?
Cuidando nuestro equilibrio entre el dar y tomar. Dar en la medida en la que podamos tomar del otro. Eso no significa que contabilicemos ni le exijamos al otro que nos de igual de lo que damos, significa que nosotros nos regulemos en ese “darnos” según la sensación que sintamos de equilibrio. Podemos entonces sentir que podemos dar y el otro no nos “da” pero podemos tomar de el o ella sin que sepa o sea su intención el disfrute de mirarle dormido a nuestro lado en la cama. Y así desde ahí yo puedo dar sin que el otro necesariamente me de y aun así mantener el equilibrio. Esto también aplica para las relaciones de amistad.
2. En la relación de padres hacia los hijos, que es desde donde surge el concepto de amor incondicional aplica el dar sin condición. Mas hay un peligro allí: convertir a nuestros hijos en personas que exigen todo, porque todo se les da, que no valoran y que no puedan crecer en su momento, como adultos autosuficientes. Es importante mirar que es necesario regalarles el camino hacia la autosuficiencia y la autonomía. Desde ahí, el hecho de darles el “tender su cama” a los 10 años, tal vez sea mas un dañarle que una muestra de amor.
Desde donde les damos entonces?
Desde lo que le nutra el alma y abone a su crecimiento. Desde su necesidad para su bienestar y no desde nuestra necesidad de amar.
Y donde tomamos la fuerza para ello?
Desde lo que tomamos de nuestros padres sim condición, en nuestros hijos lo devolvemos.
Cuidemos pues nuestra manera de dar y tomar, de relacionarnos y amar, y así amémonos a nosotros mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s